Skatepark en Pineda de Mar

Proceso participativo para diseñar y construir un nuevo skatepark

  • Primera sesión informativa

  • Croquis hechos en la sesión de codiseño

  • Planta propuesta del proyecto

  • Secciones propuesta del Skatepark

Show 11 Photos

Pineda de Mar cuenta con un pequeño skatepark de 550m2 construido en 2010 a partir de módulos prefabricados, que pasado el tiempo presentaban un cierto deterioro. Paralelamente, la construcción del nuevo tanatorio de la población en el solar adyacente invitaba a pensar en la construcción de un nuevo skatepark en un nuevo emplazamiento.

Un espacio público

Los diversos participantes escogieron una parcela de 2500 m2, flanqueada por la Riera de Pineda. Con estos puntos de partida, un grupo de jóvenes patinadores locales, propusieron al Ayuntamiento la posibilidad de mejorar y ampliar las instalaciones deportivas, que fueron asumidas como mandato por parte del equipo de gobierno. El proyecto amplía el programa al de espacio público ajardinado, inclusivo y multifuncional.

El proceso de diseño partía con dos premisas inamovibles. Por un lado, la propuesta debía ser inclusiva con todos los ciudadanos, de forma que el parque fuera reconocible como un espacio público con ámbitos ajardinados y áreas para descansar. Por otro lado, se debía tener en cuenta un futuro desarrollo urbanístico al otro lado de la Riera de Pineda, y se debía trabajar con la idea de diseñar un parque que no entrase en conflicto con ese escenario.

 

Durante 4 sesiones de trabajo se identificaron las necesidades de los patinadores, se generó un marco común y los usuarios pudieron aportar sus ideas y bocetos que fueron trabajadas y sometidas a evaluación continua por parte de los participantes.

 

Finalmente se llegó a un proyecto consensuando formado por dos espacios diferenciados: Una clara zona de street y otra con un pequeño bowl. El resultado final presenta una directriz longitudinal muy clara fruto de la morfología de la parcela. No obstante, por deseo expreso de los usuarios, se favoreció y maximizó el número y sentido de líneas de patinaje. Por último, se hizo hincapié en respetar la vegetación existente y reforzarla con nuevas especies como estrategia para generar sombra.

 

Las actuaciones proyectadas durante el proceso suponen mucho más que la simple ampliación y mejora de las instalaciones deportivas. Se trata de una oportunidad para crear un polo de atracción que combina distintos usos deportivos, y a su vez generan un espacio público inclusivo y de calidad, validado por un proceso de diseño colaborativo.

When
November 2017
Straddle3 y Sergi Arenas
.